La Palma, una Isla del Atlántico

“Te levantas del abismo…”

Además del indudable atractivo e interés científico, la Caldera de Taburiente ha inspirado hermosos versos y poemas y elocuente prosa de poetas, escritores, historiadores, cronistas y periodistas, así como bellas obras pictóricas de afamados artistas plásticos, destacadas composiciones de músicos e intérpretes de la canción.

Poetas palmeros como Antonio Pino le dedican sonetos, de cuyos versos citamos: “Desde Nambroque a la abismal Caldera / volcanes en cadena te llamaron…”. De Abarim corresponde la composición: “El vértigo, el abismo y el desierto / te dieron su belleza conjugada, / y como un mundo hacia otro mundo abierto / brotabas de la entraña desgarrada…”. 

Del palmero Félix Duarte, dedicado al Roque Idafe, extraemos los siguientes: “Vigilante de sueños pastoriles / a tus pies calmó el hombre sus enojos / viendo correr el agua en los pensiles”. Una copla popular canta “Caldera de Taburiente / crisol del Teide gigante, / eres cuna de valiente / mecida por el Atlante”. 

El pintor y galardonado profesor pasense Antonio González Suárez fue uno de los primeros en pintar La Caldera desde su interior, divulgando sus paisajes, acompañado, entre otros, por sus amigos, del pintor Baudet y el catedrático universitario José María Hernández Rubio, mientras tomaba fotografías de bellas panorámicas. Otros pintores palmeros, como Juan Fernández González (Hijo Adoptivo de El Paso); Francisco Concepción y los pasenses Lorenzo Padrón y Rodrigo González de Páiz, también han plasmado extraordinarias estampas [1]

La Caldera de Taburiente ha inspirado multitud de coplas, composiciones musicales, pensamientos y esculturas. Al citado Félix Duarte se le atribuye la expresión “es la mayor herida de la Tierra” y al periodista Domingo Acosta Pérez, a través de sus crónicas periodísticas y radiofónicas, “la Capilla Sixtina del Arte cuaternario”. 

El profesor Wifredo Ramos, insigne cronista oficial de la ciudad y dilecto amigo, ha encontrado allí la inspiración para algunas de sus esculturas. En El Paso, cuna de afamados músicos, nacieron el conjunto “Idafe” y la agrupación “Cumbre Nueva”, orgullo de la patria chica. Y el admirado Luis Morera comienza su composición “A la Caldera” entonando “te levantas del abismo y te abres en el cielo / tus muros se desbordan en colores por tu cuerpo…”.

El barranco de Las Angustias y Los Llanos de Aridane, vistos desde lo alto
El barranco de Las Angustias y Los Llanos de Aridane, vistos desde lo alto
Los impresionantes escarpes forman parte del paisaje de la Caldera de Taburiente
Los impresionantes escarpes forman parte del paisaje de la Caldera de Taburiente

Fotos: José Javier Pérez Martín


[1] Ramos, Wifredo. “El municipio de El Paso”. En Crónicas de Canarias. Tomo I. Pp. 161-166. Junta de Cronistas Oficiales de Canarias. Las Palmas de Gran Canaria, 2005.

Anterior artículo

El buque “Tui Discovery ” llega a Cádiz con turismo británico

Siguiente artículo

Finnair en Apple Watch