Del Cronista Oficial

Sebastián Francisco Domínguez (1932-1955)

En el imaginario colectivo del pueblo de Fuencaliente de La Palma pervive la memoria de Sebastián Francisco Domínguez, un joven fallecido en edad temprana que abandera, por derecho propio, a toda una generación de jóvenes de su tiempo en los que se refleja la capacidad del esfuerzo constante y el afán de superación como persona entregada a la práctica del deporte.

Nació en Los Canarios el 24 de agosto de 1932, primogénito del matrimonio formado por Juan Francisco Hernández y Paulina Domínguez González. Sus estudios primarios los realizó en la escuela que regentaba el maestro Arturo Hernández de Paz. En 1949, el año del volcán de San Juan, se trasladó a Santa Cruz de Tenerife para trabajar de camarero en el bar “La Gloria”, propiedad de unos parientes y después cumplió el servicio militar en el Grupo de Tiradores de Sifi-Ifni.

Con sus ahorros compró su primera bicicleta y se entregó de lleno a la práctica de este deporte, entrenando de manera metódica y constante. Ello le llevó a convertirse en poco tiempo en un ciclista destacado siendo varias veces campeón de Canarias, como lo atestiguan las copas del Gran Premio Ciclista de La Orotava (1952), Spring de Montaña (1952), Circuito de San Juan, en La Laguna (1952), Vuelta Ciclista al Valle (1953), fiestas de la Cruz del Señor (1953), primer premio de la Peña Weyler (1954) y de la Ciudad de Santa Cruz de Tenerife (1955), además de otras pruebas de segundo orden.

En su palmarés figura el primer premio del Condado de la Vega Grande, en Las Palmas de Gran Canaria, considerada entonces la más importante de los años cincuenta y sesenta en Canarias. Corrió en varias pruebas celebradas en la Península, entre ellas la carrera del VIII Cinturón de Barcelona, en la localidad de Vich, donde sufrió una aparatosa caída que le provocó heridas mortales y falleció el 2 de julio de 1955, cuando le faltaban apenas unos días para cumplir 23 años.

Su hermano Pedro, entonces residente en Santa Cruz de Tenerife, también compartió la afición por el ciclismo. Sin embargo, en 1954, unos meses antes del trágico accidente que le costó a la vida a Sebastián, había sufrido una caída en una carrera en las fiestas de San José, en el barrio de El Toscal, lo que propició que abandonara definitivamente la práctica de este deporte.

Bibliografía:

Díaz Lorenzo, Juan Carlos (1994). Fuencaliente. Historia y tradición. Ayuntamiento de Fuencaliente de La Palma. Ediciones La Palma. 

Foto: Familia Francisco Domínguez

Anterior artículo

Apuntes para la historia del mítico avión DC-3 en España / 3

Siguiente artículo

Fotos marineras. A bordo del petrolero “Castillo de Bellver” (1981)